Ofertas

No hay ofertas

Wellness & Spa 

Wellness & Spa

  • Spas Hinchables
    Spas Hinchables

    Spas Hinchables

  • Spas Privados
    Spas Privados

    Spas Privados

  • Spas Públicos
    Spas Públicos

    Spas Públicos

  • Accesorios Spas
    Accesorios Spas

    Accesorios Spas

  • Saunas
    Saunas

    Si quieres comprar una sauna para casa o un negocio en nuestra tienda online encontrarás la mayoría de las opciones que existen en el mercado. Podrás elegir entre saunas de interior o saunas de exterior. Además, también podemos optar por modelos de saunas de infrarrojos o modelos de saunas de vapor.

    Las saunas de infrarrojos son saunas domésticas que se calientan a través de infrarrojos que no son nocivos en absoluto para la salud y tienen, además, un consumo energético realmente bajo. Tener una sauna en casa no significa gastar más en tu factura de la luz.

    Si prefieres lo tradicional, sin duda podrías decantarte por las saunas de vapor. Este tipo de saunas se calientan mediante el vapor que produce una estufa eléctrica o leña. Las sesiones son más largas aunque el tiempo para la sudoración es muchísimo menor.

    Las saunas para casa son una excelente inversión. Una buena manera de decir adiós al estrés y mejorar, además, su salud y bienestar; y es que las saunas domésticas, al igual que las saunas profesionales, aportan numerosos beneficios para nuestro organismo, mejorando, entre otros, el sistema nervioso, la circulación y logrando que nuestra piel se vea más tersa y luminosa.

    En nuestro catálogo encontrarás saunas baratas, saunas modernas, saunas de lujo, saunas de toda la vida.... en definitiva todo tipo de sauna, para un mismo fin: RELAX

    ¿Qué es una sauna y para qué sirve?

    Una sauna es un espacio en el que se alcanza una temperatura muy alta. La finalidad de esa temperatura es la sudoración del cuerpo humano. 

    Existen dos tipos de saunas, las saunas de infrarrojos y las saunas de vapor, estas últimas también son conocidas como saunas finlandesas o tradicionales. Tanto las saunas de vapor como las de infrarrojos son saunas secas. Si habláramos de saunas húmedas nos estaríamos refiriendo a los baños turcos o hammam. 

    En la sauna de vapor o finlandesa se alcanzarán temperaturas entre los 70ºC y 100ºC, en su interior, la humedad relativa es bastante alta. Por otro lado en las saunas de infrarrojos, se alcanzan temperaturas en su interior de entre 35ºC y 50ºC. 

    Además, la humedad relativa en el interior es mínima y nunca supera el 20%. Las saunas, ya sean de vapor o de infrarrojos, tienen una finalidad clara. Por un lado son capaces de relajar el sistema nervioso del ser humano. También son excelentes para ayudar al organismo a liberar toxinas y activar la circulación mediante la sudoración.

    Que ventajas tenemos al tener nuestra propia sauna en casa 

    Las ventajas de contar con una sauna doméstica son muchas. Tome las siguientes consideraciones y decídase a realizar esta inversión que le hará la vida mucho más sencilla y tranquila: 

    • Ahorra tiempo. No son necesarios los desplazamientos al gimnasio o a un centro de bienestar. Tome la sesión cuando quiera y en el momento que quiera.
    • Mayor intimidad al no tener que compartir la sauna con otros usuarios.
    • Un artículo que hará de su casa un espacio de lujo.
    • Sesiones relajantes que harán que esté mucho más tranquilo y de mejor humor.
    • Eliminación de toxinas a través de la piel.
    • Un cutis mucho más limpio y terso.
    • Alivio de los dolores musculares causados por lesiones.
    • Un sistema para incita al sueño y que regulará su insomnio sin necesidad de otro tipo de tratamientos.
    • Un buen elemento para usar en precalentamientos deportivos.
    • Sesiones que eliminan la rigidez y agarrotamiento de los músculos.

    Si nos fijamos en los efectos de las saunas para casa podemos destacar algunos sobre otros. Por ejemplo; los tejidos adquieren flexibilidad, algo que facilita la eliminación de la rigidez y el agarrotamiento muscular. Si en casa hay deportistas, es un excelente complemento a los entrenamientos.

    Las saunas también ayudan a eliminar las toxinas que se producen por los radicales libres o por el consumo de sustancias como el tabaco o el alcohol. Asimismo, es un procedimiento que beneficia enormemente nuestra piel, pues elimina todas las impurezas dejándola reluciente y limpia.

    No olvidemos que las saunas para casa, además, mejoran la forma física. Con esa subida de ritmo cardíaco y presión arterial, mejoraremos el estado físico poco a poco. Está comprobado que 10 minutos de sauna equivalen a unos 5 km de carrera suave, algo que se traduce en un aumento del flujo sanguíneo y una posterior recuperación más rápida de los esfuerzos físicos que se hagan a diario.

    ¿Cuánto tiempo se puede estar dentro de una sauna? 

    El tiempo que una persona puede estar dentro de una sauna tiene límites. Pensemos que el cuerpo está sometido a un cambio brusco de temperatura que, si bien es cierto que puede ofrecer beneficios. Pero también puede resultar agresivo si se extiende demasiado en el tiempo. Las saunas de vapor tradicionales las sesiones duraran entre 15 y 25 minutos. En el caso de las saunas de infrarrojos, las sesiones pueden ser mas duraderas, pudiendo estar en torno a los 30 y 40 minutos.

    Diferencias entre saunas de vapor e infrarrojos 

    Las diferencias entre las saunas de vapor y las saunas de infrarrojos son muchas. Aunque desde un punto de vista estructural hablamos de dos productos fabricados con el mismo tipo de madera, el sistema mediante el cual se calientan ya es diferente. 

    • La sauna de vapor se calienta a través de una estufa de leña o eléctrica, mientras que la sauna de infrarrojos se calienta mediante paneles de rayos infrarrojos.
    • El calor se consigue de forma diferente e incide sobre nosotros también de manera diferente. En las saunas de vapor es la estufa la que produce el calor, el usuario va vertiendo agua sobre las piedras volcánicas de la estufa para producirlo y que se propague por todo el habitáculo. Al calentarse el interior de la sauna hace que las personas que están en su interior reciban el calor. 
    • Por otro lado, en las saunas de infrarrojos es la radiación infrarroja la que trabaja, en este caso las ondas infrarrojas no calientan el habitáculo sino que calientan directamente a las personas que estén dentro de la sauna. Ambos tipos de saunas son aptas para su instalación y utilización en casa. 
    • No obstante, las saunas de vapor deben tomarse a una temperatura entre 70ºC y 100ºC. Mientras que las saunas de infrarrojos se toman a una temperatura entre 35ºC y 50ºC aproximadamente. 
    • El comienzo de la sudoración variará dependiendo de si tenemos una sauna doméstica a vapor o de infrarrojos. En las saunas finlandesas o de vapor las personas comienzan a sudar entre los 8 y 12 minutos, mientras que en las saunas de infrarrojos, un individuo empezará a sudar entre los 10 y 15 minutos.  
  • Fitness Acuático
    Fitness Acuático

    Fitness Acuático

Mostrando 1 - 21 de 21 items
Mostrando 1 - 21 de 21 items